Suscribe tu e-mail y recibe las mejores Fotos y videos

La controvertida conductora de televisión cumple 50 años, los celebra fuera de las pantallas y, fiel a su desparpajo, no elude ningún tema: la cárcel, la farándula, la tele, el amor, el sexo, la frustración de su hijo y una dosis de autocrítica. Luego de cansarse de su programa, tiene una sola consigna: reencontrarse con la Magaly Medina que perdió en el camino.

¿Qué planes tienes?

—Ney sigue escuchando propuestas y hay una que me ha entusiasmado mucho: enfrentarme con un público en vivo. Estoy pensando seriamente en hacer un stand up comedy sobre un tema que me encanta: los hombres. Es lo que me provoca hacer, cosas que no he probado. Tengo la corazonada de que algo bueno va a pasar.

“Escobar”, la serie que reemplaza a tu programa, “Magaly TeVe”, hace más rating. ¿Sientes que no te echan en falta?

—El rating lo puse de moda yo, era mi obsesión. Pero no me he puesto a pensarlo —llega un empleado con un azafate, vasos con agua helada, posavasos y servilletas—. Lo único que veo es que todos los programas de espectáculos quieren parecerse a “Magaly TeVe”, los conductores quieren ser Magaly Medina y sus productores, Ney Guerrero. ¿Por qué no intentan ser originales? Imitándome nunca van a salir de la mediocridad. ¿Qué cosas marcan hitos en la televisión? Lo nuevo, toda la vida. De repente suena pedante lo que estoy diciendo, que hay mucha gente mediocre haciendo estos programas de televisión, pero lo digo porque sé de lo que hablo. Ya lo hice, pues, ya lo logré. Ahora alcánzame. Lo digo con pedantería porque me siento orgullosísima de lo que hice en estos quince años.

¿Alguna vez has sentido que hiciste televisión basura?

—(Frunce el ceño, lo piensa) No lo creo, es televisión comercial.

Pero hay televisión comercial de calidad…

—Y que nadie ve, como “Plus TV” —muestra los dientes, achina los ojos y aparece su risa característica, traviesa, burlona, arrolladora. Ozzy, su perro maltés, la mira serio, tratando de comprender la gracia.

Has dicho que necesitas estar con un hombre de un poder adquisitivo alto porque eres cara…

—¡Soy bien cara, papito, sí! —otra risotada deja perplejos a Ozzy y a Dana, que levantan las orejas y permanecen inmóviles sobre sus patas traseras.

¿El éxito necesariamente implica tener dinero?

—Creo que una cosa viene con la otra. No sé si mi idea romántica del amor podría pasar por mantener a alguien.

El emblemático caso de Laura Bozzo y Christian Suárez…

—Ella es feliz así, pero yo no sería feliz con un hombre al que tuviera que comprarle hasta los calzoncillos. ¡No, gracias! Yo sé lo que valgo y lo que merezco.

EL HIJO

Tienes cinco guardaespaldas y un auto blindado. ¿Te agobia vivir así?

—Ya me acostumbré, ellos conocen mi mundo. Para mí, es como si no existieran.

¿Consideraste la idea de mandar a tu hijo a vivir al exterior?

—¡Pero claro que sí! Lo llevé y se regresó, y ahora está terminando de escribir un libro, pero no puedo dar detalles, no soy una chismosa —sonríe con ironía—. En mi vida privada no me gusta el chisme, ¡lo detesto! (Según una fuente confiable, el libro trataría sobre los Crousillat y sería publicado por la editorial Planeta).

En una ocasión dijiste que no te considerabas una buena madre.

—Es que creo que, por sobre todos los aspectos de mi vida, he privilegiado mi carrera. He estado más pendiente de mi carrera que de mi hijo. Él se ha tenido que criar con la empleada, con la abuela, con la tía, con el papá… y creo que yo me he perdido grandes momentos de su vida. Es algo con lo que moriré. Cuando los hijos te necesitan, tienes que estar ahí, y yo no estuve —mira al frente con pesadumbre—. No estuve en una edad clave en la que él me necesitaba mucho. Pero creo que estoy tratando de recomponer eso.

LA CÁRCEL

Leyendo “El precio de ser Magaly Medina”, el libro que escribiste sobre tu paso por la cárcel, me topé con una frase muy dura: “El periodismo que practicó el diario ‘El Comercio’ conmigo fue el más detestable que haya visto en mi vida”. ¿A qué te referías exactamente?

—Lo que pasa es que cuando me fui a la cárcel los que se llaman “verdaderos periodistas” debieron ser principistas. “El Comercio” y otros diarios celebraron en lugar de ir al meollo del asunto. Si hubieran encarcelado a un periodista de su línea, habrían sacado la Constitución del Estado y el Código Penal y hubieran analizado el caso con todos sus expertos. Pero como fui yo, se zurraron.

¿Podrías limar asperezas con Paolo Guerrero?

—No lo creo, pero pienso que si por él hubiera sido, ni siquiera me habría hecho un juicio. Él lo hizo por su mamá. Y el juicio me lo ganó su mamá, no Paolo Guerrero.

¿Hubieras podido sobrellevar esos 76 días en prisión sin ayuda psiquiátrica?

—(Calla un momento) No lo sé. Realmente fueron los días más feos de mi vida. La ayuda psiquiátrica vino por iniciativa de Ney. Cada vez que hablaba con él por tel… Uy, “por teléfono” iba a decir, estoy cometiendo una infidencia que no debo, porque estoy comprometiendo a gente que me hizo muchos favores cuando estuve en la cárcel, pero sí, logré comunicarme con Ney por teléfono, debo decirlo ahora, y él me escuchaba mal de ánimo y se comenzó a desesperar. Yo soy depresiva crónica, entonces mandó a mi familia a que me llevara al psiquiatra a la cárcel, y sí, me medicaron muchísimo. Todos los días esperaba que llegara mi abogada a las once de la mañana con los periódicos y con mis cajetillas de cigarrillos. No sé qué me hacía más falta: si las noticias con todas las porquerías que publicaban o mis cigarrillos. Estaba casi todo el día dopada y me volví anoréxica. La pasé mal.

Pero en la cárcel también te sentiste querida.

—Es cierto, nunca en mi vida profesional me sentí tan querida como cuando estuve en la cárcel.

EL REENCUENTRO

Durante los siete años que estuviste con tu productor, Ney Guerrero, ¿nunca pensaron en casarse, en tener hijos?

—No, porque nosotros más que nada hemos sido amigos, y reconocer eso llevó algo de tiempo. Yo lo reconocí antes, pero él era el amigo al que no puedes hacer daño. ¿Por qué lo vas a dejar si te sientes tan cómoda? Total, no tienes a nadie.

Suena a un “peor es nada”…

—Es que quizá en esa época yo necesitaba ese tipo de relación. Por supuesto que en un momento dije: “¡Ah no, qué estoy haciendo acá!”, y felizmente Ney lo entendió muy bien; entendió que éramos amigos, y no me podía pasar la vida con un amigo.

A tu regreso a Lima, tu novio, el notario Alfredo Zambrano, te recibió con mariachis en el aeropuerto. Da la impresión de que terminan y vuelven, como enamorados adolescentes.

—He decidido dejar de hablar de mi relación; las complejidades del amor son difíciles de descifrar para mí. Lo que estoy intentando es reencontrar a Magaly Medina, porque durante estos dos últimos años no sé dónde se me perdió. Una vez que lo logre, sabré qué más quiero.

¿Por qué no estás bien contigo misma?

—Porque creo que todos estos años me he dedicado a hacer cosas para otros. El programa no lo hacía para mí, sino para el canal. Tenía responsabilidades con las sesenta personas que trabajaban conmigo, y cuando tu trabajo pasa a ser realmente “trabajoso”, te agotas, te estresas y se convierte en una obligación. Eso me ocurrió. Le perdí el disfrute a mi programa. Todo el mundo echaba sobre mis espaldas el compromiso de salir en un horario estelar, de levantar el canal, y yo dije “ya, pues, me la soplo”. Pero ¿a costa de qué? Al final, a costa de mi cansancio y del cansancio del público.

Hasta que dijiste “basta”.

—¡A la miérrrcoles, me cansé! Ahora quiero hacer lo que es mejor para Magaly Medina. Punto. No me importan los demás; se pueden morir. Puede venirse el mundo abajo. Es mi tiempo, mi momento. Me lo he ganado.

YouTube Preview Image

 Fuente: Revista Cosas

TUS COMENTARIOS

Jennifer Aniston a la prensa ”No estoy embarazada, estoy harta”

En una carta abierta, Jennifer Aniston arremetió contra el supuesto acoso que comete en su contra la prensa de espectáculos […]

Taylor Swift recaudó US$170 millones en el 2015 según Forbes

De esta forma, la joven cantante superó al reconocido grupo británico One Direction, que logró US$110 millones por sus trabajos […]

Rubén Aguirre falleció el Profesor Jirafales de El Chavo del 8

Rubén Aguirre, más conocido como el ‘Profesor Jirafales’ en el programa humorístico mexicano el Chavo del 8, falleció a los […]

Ashton Kutcher y Mila Kunis esperan a su segundo hijo

Representante de la actriz de “Ted” confirmó que la pareja de actores serán papás nuevamente Ashton Kutcher y Mila Kunis […]


TAG CLOUD

POPULAR