Suscribe tu e-mail y recibe las mejores Fotos y videos

Jorge Luis Salinas, un gran diseñador de modas

Posted by JKL On March - 20 - 2012

Jorge Luis SalinasPasó su niñez entre rollos de telas y máquinas de coser.

Es un producto made in Gamarra. Creció en el taller de confección de sus padres. Estudió diseño de modas en Estados Unidos y, a su regreso, creó su marca “Emporium”. Ha desfilado en las mejores pasarelas del mundo. Y se prepara para incursionar en el mercado internacional.

La moda peruana ya tiene eco en las mejores pasarelas de Europa. Y eso lo sabe muy bien, el diseñador Jorge Luis Salinas, quien a sus 40 años ha logrado posicionar su marca en las más grandes tiendas por departamento de la capital. Además, se ha dado el lujo de preparar colecciones exclusivas para los desfiles internacionales que se realizan en Alemania, Nueva York y Miami. Hoy se siente orgulloso y reconoce que gran parte de su éxito se lo debe a sus padres, dos provincianos de empuje que empezaron de abajo. Este año apuesta a ganador, porque tiene como meta ingresar a un mercado selecto con prendas de alta calidad.

Naciste en una familia dedicada a la confección de ropa
Sí, mi madre diseñaba y mi padre es un genio para las ventas. Mi hermano se dedicaba a la administración de las tiendas. Y yo pasé toda mi niñez y parte de mi adolescencia en Gamarra, donde jugaba y hacía mis tareas en medio de los rollos de telas y las grandes máquinas de coser.

¿Cómo surgió la idea de ser diseñador?
Mis padres elaboraban diversas prendas, pero ellos querían perfeccionar sus acabados. Es cuando yo le pido a mi papá estudiar diseño de moda. Sin pensarlo dos veces, me enviaron a la Universidad de Filadelfia, de Estados Unidos, donde dictaban esta carrera.

¿Te sorprendió todo lo que viste afuera?
De hecho. Aprendí cursos que jamás pensé que existían. Me gustó mucho y me di cuenta que esto era lo mío. Los docentes eran A1 y tenía que aprovechar al máximo todo esto, porque las oportunidades solo pasan una vez.

A tu regreso al Perú, ¿qué decidiste hacer?
A mis 22 años regresé a Lima y no sabía qué hacer. Mi mamá me dio una tienda chiquita en su galería con dos máquinas, y me dijo que haga lo que yo quiera. Contraté a un patronista que me hacía los moldes con los que empecé a fabricar los diseños. Y fue así que comencé a vender mis jeans y fueron un “boom” porque esos modelos no existían aquí.

Y luego..
En el 96 llegaron Ripley y Saga, esta última se había fusionado con Falabella de Chile. Yo quería ingresar con mi propia marca a estas tiendas. Así que preparé mis diseños.

¿Alguien te ayudó para que ingresaras a Saga?
Nadie. Yo fui solo. Pero nunca tuve respuesta. Insistí cerca de tres años. Y no tuve suerte.

¿Y cómo fue que ellos aceptaron tus diseños?
Se enteraron que había ganado un concurso de diseñadores en Alemania. Y fue ahí cuando Saga me dio la oportunidad.

¿Quién fue el “ángel” que te llevó a este concurso internacional?
Conocí al gerente de la Cámara de Comercio Peruana-Alemana. Él se había enterado que tenía mi marca y me dijo para que participe en este concurso, que estaba dirigido a jóvenes diseñadores. Me inscribí y envíe mis diseños. Eran tres conjuntos a base de corduroy.

¿Cuándo recibiste la grata noticia?
Después de cuatro días me enviaron un fax, donde me comunicaban que había ganado. Los organizadores del evento me enviaron los pasajes y mis viáticos porque debía estar en la premiación.

¿Cuál fue el premio?
Recibí 5 mil dólares. Además, tuve un merecido reconocimiento, porque estuve entre los 38 mejores diseñadores del mundo. Y era el único sudamericano.

Con este premio se te abrieron las puertas en el Perú
¡Exacto! Yo no era conocido. Pero luego de recibir este premio, los medios de comunicación extranjeros y nacionales se encargaron de difundir mi trabajo.

¿Y cómo ingresas tus propuestas a Saga?
Por intermedio de una persona. Él conocía mi trabajo y sabía del premio que tuve en el extranjero. Me contacto con la gente de Saga, quienes me pidieron diseños con mi marca “Emporium”, tanto para hombres como para mujeres. Al ver el éxito de las ventas, me pidieron dejar mi marca y empezar a hacer su marca Axxs.

¿Te gustó lo que te ofrecieron?
Al principio lo pensé. Pero este era un nuevo reto. Aún debía conocer al detalle el manejo de una gran tienda. Y esta era mi oportunidad. Aquí me enseñaron desde embalar hasta los procedimientos para exportar. Y no sabes ¡cómo me ha servido para mi empresa!

¿Cuánto tiempo trabajaste para ellos?
Ocho años. Y luego los de Topy Top me jalaron.

¿Y cuándo decidiste regresar con tu propia marca?
En realidad, no lo había pensado. Pero fueron los de Ripley, quienes querían que trabaje con “Emporium”. Pero tuve miedo. Fue mucho tiempo que dejé en stand by mi marca. Y no quería fracasar. Ni mucho menos malograr mi imagen, ni mi marca.

¿Quiénes te convencieron para dar el salto?
Mis padres. Ellos me dijeron que ya conocía a la perfección el manejo de una gran tienda. Mi trabajo tenía la calidad ideal para volver por la puerta grande. Así que me reuní con los de Ripley y de inmediato colocaron mi ropa en una tienda.

¿Qué tal te fue en las ventas?
Muy bien. Todos nos quedamos sorprendidos por las ventas. Tanto así, que Ripley me dio tres tiendas más para que ingrese con mi marca. Después de cincos años, colocan “Emporium” en el Jockey Plaza y en Miraflores. Ahora estoy en todas sus tiendas, y a lado de marcas reconocidas como Pepe Jeans, Barbados y otros. Además, he renovado contrato por tres años más.

¿Cuántas tiendas propias tienes?
Cinco en Lima: La Victoria (2), San Miguel, Jockey Plaza y El Callao. Dos en provincias: Ica y Arequipa.

¿Crees que tu trabajo ya está listo para salir al exterior?
¡Por supuesto! La ropa está bien hecha. Mi colección está en un buen nivel. Manejo a la perfección el tema del entalle, la confección y los lavados. Está en óptima condición para salir al exterior.

¿En qué o quién te inspiraste para hacer tus colecciones?
Siempre me inspiro en lo que veo a diario. Me gusta estar a la vanguardia de la moda y viajo a Europa cada cierto tiempo para crear diseños innovadores.

Has presentado ahora último una colección inspirada en tu madre
Sí, fue maravilloso. Ella, por primera vez, abrió sus recuerdos y me dejó entrar en ellos. Un día me contó de todo lo que había pasado de niña en su tierra de Andahuaylas. Me sentí tan compenetrado con mi madre que quise rendirle este gran homenaje.

¿Tú mamá ha sido parte fundamental en tu carrera?
Por supuesto. Mi madre diseñaba su propia línea de ropa. Ella tiene una creatividad impresionante y mucha facilidad para hacer diseños. El talento lo heredé de ella.

¿Y tu padre también será portada de una colección?
Claro. A él le voy a dedicar una colección más festiva. Ya estoy proyectándome para ir a su pueblo, Otuzco, el próximo año. Y hacer una producción impresionante. Ambos merecen mi respeto y mi agradecimiento porque siempre han estado conmigo apoyándome. Ellos son quienes me ayudan a tomar las decisiones más importantes de mi empresa.

¿Qué proyectos se acercan ahora?
Estoy preparando la colección para el desfile del Lif Week 2012 (la semana de la moda), que se realizará en Lima durante el mes de abril.

¿Has pensado regresar a las grandes pasarelas de Europa, Nueva York y Miami?
Sí. He participado muchas veces. Pero necesito darme un tiempo, porque son colecciones diferentes. Jorge Luis Salinas presenta ropa muy extravagante, pero con un buen concepto. Sin caer en lo huachafo. Presento un trabajo muy rico en colores, texturas y diseño.

¿A qué diseñador admiras?
A Tom Ford. Él tiene su propia línea de ropa. Es muy versátil y talentoso. Para mí, es el mejor.

¿Cómo ves el diseño de moda en nuestro país?
Aún falta mucho trabajo por hacer aquí…

¿La moda puede convertirse en un “boom” como la gastronomía?
Eso se va a dar en algún momento. Y necesitamos que los chicos se preparen desde ahora. Tenemos muy buenos institutos para capacitarlos. Y me alegra ver que las universidades están incluyendo la carrera de diseño de moda. Vi el currículo de la Universidad Católica de Lima y quedé fascinado. Los muchachos serán unos capos en esta profesión.

¿Qué consejo les darías a los jóvenes que sueñan con ser diseñadores y alcanzar el éxito?
Que tomen su carrera con mucha responsabilidad, porque pueden ganar más plata que un abogado o un ingeniero, siempre y cuando desarrollen correctamente un buen producto. No hay que desesperarse. Tomen todo con calma y estudien a conciencia, que eso les ayudará a ser los mejores.

 

Fuente: Diario Trome

TUS COMENTARIOS

Mary Kate Olsen, cada vez menos parecida a su gemela Ashley

Ex estrella infatil ha sido comparada con Renée Zellweger tras lucir un rostro distinto en los World Of Children Awards […]

Kim Kardashian posa desnuda para portada de revista

Kim Kardashian ha paralizado las redes sociales luego de publicar la portada de la revista Peper, en la que aparece […]

Jennifer Lopez confesó tener serios problemas de autoestima

Jennifer Lopez cuenta por qué es que no logra tener una relación larga y duradera. Al promover su próximo libro, […]

Milla Jovovich lució su embarazo en gala de amfAR

Actriz y modelo reveló el sexo de su bebe y contó que su hija mayor le ayudó a elegir un […]


TAG CLOUD

POPULAR

  • Amigos

    Xanky Directorio de Blogs MundoInicio